Sentirse Bien

Bienvenido uno más

¿Cuándo es el momento ideal para tener otro bebé? Muchas parejas se habrán hecho esta pregunta en diversas ocasiones. Generalmente esta interrogante aparece cuando los padres temen que la llegada de un nuevo miembro en la familia no sea aceptada por el hermanito mayor, que genere sentimientos de rivalidad entre ellos, o que la estrecha relación que tienen papi y mami con el primogénito se rompa y éste se sienta desplazado.

Hay muchos expertos que consideran que, en efecto, por regla general ningún niño desea la intromisión de un nuevo miembro en la familia, sobre todo cuando el/ella ha sido el centro de atención de la casa. No obstante, la recomendación principal para que el hijo único aprenda a compartir y aceptar a su nuevo hermanito, es que los padres aprendan a involucrarlo desde el mismo momento en que conocen sobre el embarazo.

Para lograrlo, los psicólogos sugieren que los padres le asignen al niño tareas en beneficio del nuevo bebé como alimentarlo, traer pañales, ayudar a sostenerlo, a bañarlo, escoger la ropa y ayudar a vestirlo.

Con relación a la rivalidad, esta es inevitable en la mayoría de los casos. Inclusive se dice que es un mal necesario, que ayuda a los hermanos a aprender a tolerar a los demás y a sí mismos. En consecuencia, lejos de preocuparse por esta situación y sobreprotegerlo, lo ideal es enseñarle a sentirse responsable del bienestar de su hermano y de la familia.

Por otra parte, también existen muchas parejas que desean repetir la experiencia de ser padres tan pronto ha nacido el primero. Sin embargo, los médicos piensan que para que el proceso que rodea el nacimiento de un hijo se lleve a cabo de forma armónica y saludable tanto para la madre como para el bebé, es importante respetar el lapso que existe entre un embarazo y otro (llamado período intergenésico), el cual generalmente debe tener una duración mínima de dos años.

Diversos estudios indican que cuando el tiempo entre dos embarazos es inferior a 18 meses, pueden ocurrir situaciones desfavorables desde el punto de vista médico tanto para la madre como para el futuro bebé. Por ejemplo, embarazo precoz, placenta previa o aborto espontáneo.

En cualquier caso, si tú y tu pareja tienen deseos de agrandar la familia, lo más recomendable es que consultes con tu gineco-obstetra de confianza. Él o ella sabrán indicarte con seguridad, las pautas necesarias para que puedas volver a repetir el acontecimiento más hermoso que nos da la vida, que es traer un hijo al mundo.

Nestlé® Contigo, siempre pendiente de tu Nutrición, Salud y Bienestar.




comparte con nosotros tus comentarios

12345

Bienvenido uno más

¿Cuándo es el momento ideal para tener otro bebé? Muchas parejas se habrán hecho esta pregunta en diversas ocasiones. Generalmente esta interrogante aparece cuando los padres temen que la llegada de un nuevo miembro en la familia no sea aceptada por el hermanito mayor, que genere sentimientos de rivalidad entre ellos, o que la estrecha relación que tienen papi y mami con el primogénito se rompa y éste se sienta desplazado.

Hay muchos expertos que consideran que, en efecto, por regla general ningún niño desea la intromisión de un nuevo miembro en la familia, sobre todo cuando el/ella ha sido el centro de atención de la casa. No obstante, la recomendación principal para que el hijo único aprenda a compartir y aceptar a su nuevo hermanito, es que los padres aprendan a involucrarlo desde el mismo momento en que conocen sobre el embarazo.

Para lograrlo, los psicólogos sugieren que los padres le asignen al niño tareas en beneficio del nuevo bebé como alimentarlo, traer pañales, ayudar a sostenerlo, a bañarlo, escoger la ropa y ayudar a vestirlo.

Con relación a la rivalidad, esta es inevitable en la mayoría de los casos. Inclusive se dice que es un mal necesario, que ayuda a los hermanos a aprender a tolerar a los demás y a sí mismos. En consecuencia, lejos de preocuparse por esta situación y sobreprotegerlo, lo ideal es enseñarle a sentirse responsable del bienestar de su hermano y de la familia.

Por otra parte, también existen muchas parejas que desean repetir la experiencia de ser padres tan pronto ha nacido el primero. Sin embargo, los médicos piensan que para que el proceso que rodea el nacimiento de un hijo se lleve a cabo de forma armónica y saludable tanto para la madre como para el bebé, es importante respetar el lapso que existe entre un embarazo y otro (llamado período intergenésico), el cual generalmente debe tener una duración mínima de dos años.

Diversos estudios indican que cuando el tiempo entre dos embarazos es inferior a 18 meses, pueden ocurrir situaciones desfavorables desde el punto de vista médico tanto para la madre como para el futuro bebé. Por ejemplo, embarazo precoz, placenta previa o aborto espontáneo.

En cualquier caso, si tú y tu pareja tienen deseos de agrandar la familia, lo más recomendable es que consultes con tu gineco-obstetra de confianza. Él o ella sabrán indicarte con seguridad, las pautas necesarias para que puedas volver a repetir el acontecimiento más hermoso que nos da la vida, que es traer un hijo al mundo.

Nestlé® Contigo, siempre pendiente de tu Nutrición, Salud y Bienestar.