Sentirse Bien

¿Qué hacer para despertar de buen humor?

Iniciar el día con ganas y buen ánimo, además de un objetivo, debe ser
una actitud que necesitas adoptar durante toda tu vida, por tu bienestar
y por tu sana relación con los demás. Si te levantas de la cama con una
sonrisa, muy probablemente te espere por delante una excelente jornada.
¿Cómo hacer para conseguirlo? Muy sencillo, pon en práctica estos
buenos hábitos todas las mañanas:

Asegúrate un buen descanso. Procura dormir al menos siete u ocho horas en un colchón confortable, a buena temperatura y sin ruidos molestosos. Cuando abras los ojos, ten siempre una premisa esperanzadora en mente: ‘Hoy es un buen día para lograr esto’ y desecha cualquier pensamiento negativo.

Utiliza un reloj despertador que tenga un timbre melódico en lugar de una alarma estridente. Levantarte poco a poco con un sonido suave es mucho mejor que despertarte de golpe y asustado.
Estira todos tus músculos, parpadea varias veces y respira profundo.

Abre las ventanas o las cortinas, deja que entre la luz del día. Un ambiente oscuro no es estimulante para comenzar el día.

Pon un poco de música relajante o tus canciones preferidas. La
música siempre es un buen aliado del humor.

Por último no olvides cerrar este momento con un nutritivo desayuno. Antes de salir de casa, que proporcione el resto de energía que necesitas para enfrentar con buena cara el día.




comparte con nosotros tus comentarios

12345

12345

¿Qué hacer para despertar de buen humor?

Iniciar el día con ganas y buen ánimo, además de un objetivo, debe ser
una actitud que necesitas adoptar durante toda tu vida, por tu bienestar
y por tu sana relación con los demás. Si te levantas de la cama con una
sonrisa, muy probablemente te espere por delante una excelente jornada.
¿Cómo hacer para conseguirlo? Muy sencillo, pon en práctica estos
buenos hábitos todas las mañanas:

Asegúrate un buen descanso. Procura dormir al menos siete u ocho horas en un colchón confortable, a buena temperatura y sin ruidos molestosos. Cuando abras los ojos, ten siempre una premisa esperanzadora en mente: ‘Hoy es un buen día para lograr esto’ y desecha cualquier pensamiento negativo.

Utiliza un reloj despertador que tenga un timbre melódico en lugar de una alarma estridente. Levantarte poco a poco con un sonido suave es mucho mejor que despertarte de golpe y asustado.
Estira todos tus músculos, parpadea varias veces y respira profundo.

Abre las ventanas o las cortinas, deja que entre la luz del día. Un ambiente oscuro no es estimulante para comenzar el día.

Pon un poco de música relajante o tus canciones preferidas. La
música siempre es un buen aliado del humor.

Por último no olvides cerrar este momento con un nutritivo desayuno. Antes de salir de casa, que proporcione el resto de energía que necesitas para enfrentar con buena cara el día.