Sentirse Bien

Alimentación para mejorar el humor

El buen humor se puede nutrir. Existen varias teorías de expertos en nutrición que afirman que hay una buena cantidad de alimentos, que pueden ayudarnos a conservar un mejor estado de ánimo. Uno de ellos es la la doctora Susan Kleiner, en cuyo libro The Good Mood Diet (La dieta del buen humor), afirma que es posible mantener un estado continuo de buen humor dependiendo de lo que comamos.

Basada en estudios de neuroquímica, Kleiner recomienda 10 alimentos claves que, gracias a su composición orgánica, contribuyen a mantenernos contentos:

Leche. La proteína del suero de la leche y sus derivados disminuye las respuestas físicas a la tensión, mejora el humor y potencia la memoria.

Pescados grasos. La carne de pescados como el atún, la sardina y el salmón es rica en ácidos grasos omega-3 (diversos estudios han establecido que existe una conexión entre la depresión y los niveles bajos de omega-3 en el organismo).

Fresas. Contienen fibra soluble, la cual ayuda a optimizar el proceso de la digestión, y, al mismo tiempo, mantienen estables los niveles de azúcar en la sangre, lo que nos ayuda a sentirnos menos irritables.

Espinaca. Es una muy rica fuente de ácido fólico. Los estudios clínicos han establecido que una deficiencia de ácido fólico conduce a su vez a bajos niveles de serotonina, sustancia neurotransmisora esencial para estabilizar el humor y combatir la depresión.

Batata. Al igual que el ácido fólico, los carbohidratos de las batatas y en menor medida de las papas elevan los niveles de serotonina en el cerebro.

Nueces. Particularmente las nueces de Brasil y a las de Macadamia como las más ricas en selenio, mineral antioxidante por excelencia.

Yogur descremado. Es una excelente fuente de proteínas que contribuyen con el estado de ánimo al retardar la absorción de carbohidratos en el torrente sanguíneo.

Café. En cantidades moderadas estimula nuestro funcionamiento físico y mental.

Jamón. Es una fuente rica de vitamina B12, que en bajos niveles puede conducir a bajar el ánimo.

Chocolate. Por su alto contenido de triptófano, es un gran generador de serotonina, y gracias además al placer instantáneo que genera es considerado como un antidepresivo natural por excelencia.

Si te sientes débil o decaído, con las defensas anímicas en un bajo nivel o incluso deprimido sin que haya un motivo concreto, revisa tus hábitos alimenticios. Es probable que allí consigas parte de la respuesta. Recuerda la vieja consigna: “Somos lo que comemos”.
 




comparte con nosotros tus comentarios

12345

Alimentación para mejorar el humor

El buen humor se puede nutrir. Existen varias teorías de expertos en nutrición que afirman que hay una buena cantidad de alimentos, que pueden ayudarnos a conservar un mejor estado de ánimo. Uno de ellos es la la doctora Susan Kleiner, en cuyo libro The Good Mood Diet (La dieta del buen humor), afirma que es posible mantener un estado continuo de buen humor dependiendo de lo que comamos.

Basada en estudios de neuroquímica, Kleiner recomienda 10 alimentos claves que, gracias a su composición orgánica, contribuyen a mantenernos contentos:

Leche. La proteína del suero de la leche y sus derivados disminuye las respuestas físicas a la tensión, mejora el humor y potencia la memoria.

Pescados grasos. La carne de pescados como el atún, la sardina y el salmón es rica en ácidos grasos omega-3 (diversos estudios han establecido que existe una conexión entre la depresión y los niveles bajos de omega-3 en el organismo).

Fresas. Contienen fibra soluble, la cual ayuda a optimizar el proceso de la digestión, y, al mismo tiempo, mantienen estables los niveles de azúcar en la sangre, lo que nos ayuda a sentirnos menos irritables.

Espinaca. Es una muy rica fuente de ácido fólico. Los estudios clínicos han establecido que una deficiencia de ácido fólico conduce a su vez a bajos niveles de serotonina, sustancia neurotransmisora esencial para estabilizar el humor y combatir la depresión.

Batata. Al igual que el ácido fólico, los carbohidratos de las batatas y en menor medida de las papas elevan los niveles de serotonina en el cerebro.

Nueces. Particularmente las nueces de Brasil y a las de Macadamia como las más ricas en selenio, mineral antioxidante por excelencia.

Yogur descremado. Es una excelente fuente de proteínas que contribuyen con el estado de ánimo al retardar la absorción de carbohidratos en el torrente sanguíneo.

Café. En cantidades moderadas estimula nuestro funcionamiento físico y mental.

Jamón. Es una fuente rica de vitamina B12, que en bajos niveles puede conducir a bajar el ánimo.

Chocolate. Por su alto contenido de triptófano, es un gran generador de serotonina, y gracias además al placer instantáneo que genera es considerado como un antidepresivo natural por excelencia.

Si te sientes débil o decaído, con las defensas anímicas en un bajo nivel o incluso deprimido sin que haya un motivo concreto, revisa tus hábitos alimenticios. Es probable que allí consigas parte de la respuesta. Recuerda la vieja consigna: “Somos lo que comemos”.